Pages

Categories

Search



consejos para mantenimiento de mandos de juegos

consejos para mantenimiento de mandos de juegos

by
2015年10月27日
Consejos
No Comment

Recientemente hemos adquirido un Dualshock 4 todo bonito él que nos gustaría mostraros, es uno que tiene una burrada de colores, tantos como PlayStation han salido hasta la fecha XD pero hacerlo así sin más, nos parecía una manera bastante sosa de hacerlo. Antes seguir, permitidme acortar Dualshock a DS de ahora en adelante, por favor^^

Para hacerlo todo más interesante y provechoso, habíamos decidido hacer un mega tema donde daríamos un repaso fotográfico a la evolución de los mandos de PlayStation (desde la primera hasta la más actual) y de regalo, una guía de mantenimiento de mandos^^

Como hacerlo todo en un solo tema habría sido un pifostio de tamaño considerable, y viendo que el pobre DS 2 necesitaba más que un generoso lavado de cara, he decidido avanzar el tema del mantenimiento de mandos y posponer el fotograficoevolutivo XD

He de comunicaros de antemano, que el DS 2 no es ni de lejos el mando más problemático que he tenido el “gusto” de pasar por la mesa de operaciones, el que más veces me ha echo tener que sacar el equipo quirúrgico han sido los DS 3 de última hornada. Es muy común en ellos que se vuelvan locos, si como lo leéis, locos: estando en reposo o incluso funcionando con ellos, comienzan a hacer cosas de motu propio, como disparar o mover al personaje sin venir a cuento @@

Mi DS 3 es de los primeros que salieron y no tiene esa problemática que tiene los actuales y no he tenido nunca la feliz idea de hacer fotos de los que he vuelto coherentes, así que no podré enseñaros donde está el fallo en esos mandos y_y pero mucho de lo que le he echo a este mando suelo hacérselo a los DS3, así que por favor, tomad buena nota de todo cuando voy a contaros ya que es sumamente interesante.

El angelito que va a tener el enorme gusto de pasar por mis reparadoras manos es este justo que veis abajo.

Es imposible apreciar con esa foto la cantidad de mugre que tenía el pobre, pero si mirais la de abajo, os podréis hacer una idea de lo necesitado que está.

Es muy típico que se acumule roña justamente ahí, ya que el roce del mando con las manos las raspa y quita piel muerta y va a parar justo ahí. Esa en concreto es fácil de quitar, con un mondadientes o destornillador sale sin esfuerzo, lo peor y más complicado es el resto.

DS 3 le cierran 6 tornillos de estrella súper fácil de quitar, y rápido podréis acceder al interior del mando sin casi ningún problema. Son todos iguales así que no requiere guardarlos en ningún orden.

El objetivo primordial a la hora de sacarle las tripas a cualquier mando, son los puntos de contacto de los botones y los potenciómetros de los analógicos. Os los he sombreado para que podáis apreciarlos bien.

Nuestro equipo de limpieza es muy básico pero efectivo: Alcohol, bastoncillos y si os lo podéis permitir, algún spray de limpieza de contactos eléctricos, que nos servirá para limpiar los potenciómetros que mencioné antes. Yo suelo emplear este y me va fenomenal.

Si os preguntabais como funciona un mando, hemos llegado al punto concreto donde lo podemos ver:

Cuando pulsas un botón, lo que sucede es que no cierras un circuito sin más, sino que el mando detecta que en cierto punto, la resistencia ha variado, detectando también lo fuerte que pulsas. Si la suciedad se acumula en esos puntos, el mando requiere que pulses con mucha mas fuerza, causando un estrés no necesario a las gomas, que terminarán rajándose y_y

Este de arriba es el de la cruceta y el de abajo es el de los botones de acción. En total los DS 2 tienen 5 conjuntos así y todos absolutamente todos hay que limpiarlos.

También es importante limpiar los botones “duros”, los cuales también acumulan suciedad y hacen que algunos casos, se queden atascados, a parte que es poco higiénico que estén asi ^^;

La roña se acumula en todos lados, así que hay que darle tieso a todo cuando veáis sucio.

Para una limpieza óptima, os sugiero sumergir los botones en alcohol, en algún tipo de tetrabrik que podáis cortar así como el de la foto de abajo.

Mientras que los botones y las gomas están en remojo, puedes ir limpiando con el spray los analógicos. Importantes los sombreados. El de arriba es el que hace la función de L3 y R3 así que si os iba fatal, con esta operación seguramente resuciten.

Mientras que el spray hace su efecto y los botones siguen tomándose un baño, es buen momento para dar una vuelta a las carcasas. Es importante limpiar bien los alojamientos de los botones, el lugar preferido de la mugre.

Remojar bien un bastoncillo en alcohol y darle tieso a los botones laterales, y para sacar la suciedad de los números, lo mejor con un destornillador o algo con punta. Quedarán muy limpios después de eso^^

Las setas de los analógicos suelen estar dañados en esa parte debido al constante uso que hacemos de ellos. El de la foto está bastante entero, pero he visto algunos que parece que un castor estuvo trabajando ahí XD En mi caso solo necesita limpieza.

Cuando la carcasa esté bien limpia, podéis empezar a sacar todo lo que se estaba bañando. Yo suelo empezar por el slecet y start, que sin secarlo ni nada lo pongo en la carcasa. Con un bastoncillo limpio, los limpio y los seco.

Normalmente salen así de negrecidos los bastoncillos después de limpiar los contactos. Cuando haya pasado unos minutos, repetir la misma operación con todos ellos, pues suele haber suciedad que no sale están humedecidos los botones.

Al estar en remojo un buen rato los botones, es fácil sacar este tipo de suciedad. Los botones irán ahora mucho mejor^^

Id limpiando y secando los botones y poniéndolos en el mando, y cuando los tengáis puestos, poned sin secar los que tienen los contactos. Es mejor que los limpiéis puestos y sin secar puestos en la carcasa, no tengais miedo de que vayan empapados pues al ser alcohol, se irá evaporando.

Cuando todo esté bien bioen seco, darlos una segunda pasada de bastoncillo, y veréis como los botones elásticos lucen mucho mejor, y no solo eso, habremos mejorado considerablemente el funcionamiento nuestro mando.

Como ya estaba desocupada la bañera de los botones, es buen momento de meter las setas de los analógicos.

Antes de volver a montar el mando, es imperativo colocar las gomas de los botones laterales. En esa foto se aprecian también la circuitería del mando, que también debemos haber pasado una buena friega de alcohol.

El talón de Aquiles de los DS3 más modernos es este: el punto de conexión entre placa y la placa de los botones de acción. Muy antiguamente todos conformaban uno solo pero desde PlayStation2 van separados. Los DS2 están así de bien conectados pero los de DS3 modernos son una atentica chapuza, van a presión con una goma y los contactos pueden acumular fácilmente suciedad. Por suerte, el problema es fácil de enmendar en ambas situaciones pero no mola nada que pase eso, sobre todo por que deriva en lo que comenté al principio del todo.

Una vez que todo esté limpito, solo queda volver a montar. Debéis tener cuidado en general con los botones laterales pues son muy problemáticos a la hora de volver a cerrar el mando. En DS2 en concreto, hay que coger el mando patas arriba para que L2 y R2 se queden de manera que al meterlos, no levanten las gomas. Una vez que lo cerréis, probar el mando en vuestra consola y si funciona todo, es momento de cerrarlo del todo con sus correspondientes tornillos.

Si no funcionara algún botón, que no entre el pánico, es probable que alguna goma se haya movido dentro o no se haya secado suficiente el alcohol. Si notáis algún botón duro, sobre todo los L y R, las gomas suelen ser las que provocan esos fallos.

Creo que no me dejo nada en el tintero, si tuvierais alguna duda, solo tenéis que preguntarnos^^ Les damos mucha tralla a los mandos y que menos dedicarles una o dos horas en hacer este tipo de mantenimiento, que les viene de perlas. Espero que os haya servido mucho estos consejillos^^

Un saludo a todos y gracias por leer.

 

27 de noviembre de 2015

Era de esperar que entraran Dualshock 3 aquejados de locura, así que he aprovechado la ocasión para hacerle una foto y así mostraros donde está el cáncer de estos mandos de juegos.

El problema está en la conexión de los contactos que he marcado con el 1 y el 3. Estos contactan por la presión que ejerce la gomita marcada con el 2, que va justamente detrás del contacto 1. Este se deforma por la presión que se ejerce cuando se cierra el mando, suelen aparecer unas franjas bien marcadas en uno de los lados. Si se limpian los contactos y se utiliza una cinta de doble cara para darle de nuevo el ancho necesario a la gomita de presión, el problema de locura del mando desaparece en un 100% de las veces. Demostrado científicamente ><b

Related Post



コメントを残す

メールアドレスが公開されることはありません。 * が付いている欄は必須項目です