Pages

Categories

Search



Los comienzos de Yasunori Mitsuda

Los comienzos de Yasunori Mitsuda

by
2014年9月23日
General
No Comment

Lo que no se llevan los ladrones, aparecen por los rincones ><
M.d.C.P.L

A veces las cosas aparecen cuando menos las buscas también es otro refrán aplicable XD

Cuando me encontraba en plena búsqueda del material del especial de Final Fantasy VII que tengo en formato word, apareció entre todos los documentos, el que meses atrás me propuse encontrar ><b , el documento en cuestión es una traducción que realicé hace ya más de diez años para una página web en la que iba a colaborar, era una web dedicada a Xenosaga Episodio 1 y de entre todos los contenidos que íbamos a publicar, estaba mi traducción del profile de Yasunori Mitsuda que extraje de su página web. Es un documento sumamente interesante pues habla de como Mitsuda empezó a interesarse en la música y como acabó trabajando como compositor para bandas sonoras de videojuegos. Disfrutarlo, por favor^^

Bonds of Sea and Fire, posiblemente el tema mas versionado de los compuestos por Mitsuda, es todo un himno nacional para los que nos chifla Xenogears.

El texto original publicado por entonces en la extinta fan-web de Xenosaga es el siguiente:

Yasunori Mitsuda se ha convertido para muchos su compositor favorito. Seguramente algunos de vosotros tienen en Mitsuda el compositor que les gustaría llegar a ser o a otros simplemente le tienen como un genio de las partituras. Cualquiera que sea el caso, como esta al caer (si es que no está ya) la publicación en TSK de un artículo sobre la B.S.O./O.S.T. de Xenosaga y como en ella se ha hecho referencia sobre la vida de Yasunori, no he visto de más incluir en el bloque de artículos la traducción del Profile que Mitsuda tiene publicado en su página oficial. Está muy interesante, os lo aseguro:

“En el 21 de Enero de 1972 nació Yatsunori Mitsuda (光田康典[·]みつだやすのり) en la ciudad de Tokuyama, dentro de la prefectura de Yamaguchi. Tiempo antes de entrar en la escuela elemental, se desplazó a la ciudad de Kumake en el distrito de Kumake, y continuó pasando su juventud allí hasta su graduación en el Instituto después de trasladarse a la ciudad de Tokio.

Desde pequeño Mitsuda fue un chico extremadamente activo y juguetón (siempre jugando a la orilla de la montaña) y nunca tuvo mucha afición a la música. Pero durante los seis años que estuvo en la escuela elemental, aprendió a tocar el piano, gracias a la influencia de su hermana mayor. Sin embargo desafortunadamente, despistó sus prácticas y no logró mejorar. Incluso él mismo decía, “no se si a esto le podemos llamar practicar” (sus prácticas era a menudo alrededor del piano siempre que iba a visitar la casa de su profesora de piano). Pero por otro lado, Mitsuda fue dotado atléticamente, y en sus años en la escuela elemental, fue miembro del equipo de natación. También era un veloz sprinter, y en sus años de alumno en el instituto, le forzaron a competir en la Track and Field de la prefectura (en salto de vallas y relevos de corta distancia). Pero de nuevo, falló al obtener algún resultado significativo debido a su antipatía por las prácticas.

Las primera muestras del interés de Mitsuda hacia el negocio de la música fue durante su época en el instituto. En esa época, aunque él soñaba por convertirse en un jugador profesional de golf y continuaba practicando sus swings todos los días en el jardín de su casa, su padre le dijo que “para hacerte un jugador profesional, debes tener el entrenamiento apropiado y educación desde temprana edad, como Tiger Woods.”. Después de oír esto, Yatsunori decidió atender al consejo de su padre y dejar sus palos. Pero sus sueños no pararon aquí. En el instituto, fue cautivado por la música de las pelis tales como “Poppo-ya”, “Blade Runer” y también por los trabajos de Henry Manzini. Fue inspirado gratamente por esos trabajos, y poco después, emergió su nuevo sueño, el soñó que un día, “yo también podría componer música de películas tan magnificas como las suyas”. Pero también, junto a esto, abría también otro evento importante que cambiaría grandemente el curso de su (y nuestras) vidas. Esto fue…

Aunque Mitsuda fue en su niñez un chaval que no era muy de estar en casa, durante su cuarto o quinto curso, llegó a sus manos su primer PC, algo extraño de ver en cualquiera familia en ese tiempo. (La historia que hay detrás de esto: El tío de Mitsuda de alguna manera convenció a Papa-Mitsuda diciéndole algo parecido a esto… “¡El futuro de Japón ira a la mano con las computadoras! ¡Te quedarás atrás si no sabes como usar una computadora!” . Papa-Mitsuda, aparente motivado por el modo en que hablaba el Tio Mitsuda, rápidamente fue y volvió con una computadora de 9800 yenes. Tío, ¡eso si que es rapidez!). Muy pronto, a Mitsuda le ocupó totalmente su atención las computadoras y como resultado, esa experiencia que ganó trapicheando con el ordenador, estableció los cimientos del su éxito hoy día. También, gracias al valioso conocimiento que obtuvo en el instituto (donde se especializó en la ingeniería eléctrica) y de componer música y programar pequeños juegos en su computadora, Mitsuda nunca tuvo problemas para desenvolverse por los rápidos avances tecnológicos que habían a su alrededor.

Al tiempo de graduarse, Mitsuda había desarrollado un fuerte deseo de vivir por si mismo y hacerse independiente. Mucho de esto se debió a las relaciones con los miembros de su otra familia, y durante el mismo año en el que su hermana se casó, finalmente llevó a cabo lo que tenía en mente, marcharse a Tokio (Papa-Mitsuda y Mama-Mitsuda debieron de estar muy tristes, viendo como sus dos preciosos niños dejaban el hogar a la vez). Al comienzo, fue muy cauteloso, él pensaba permanecer en el área de Kansai e ir a Osaka, pero con las palabras de animo de su padre, cambió de idea y marchó a Tokio para estudiar Música. Allí, se inscribió en un colegio junior de música, especializando sus estudios en componer y arreglos.

Los años que pasó en la escuela de música verdaderamente fueron años de constante trabajo y aprendizaje. Teniendo que cubrir el poco conocimiento de música que tenía (esta fue también la razón por la que eligió ir a una escuela junior en ved de una escuela normal de música, él NO PODIA elegirla, porque su técnica eran muy baja), la fatigosa labor física que experimento cuando trabajo de roadie (asistente de una banda manteniendo el equipo), fue lo que le proporcionó grandes lecciones (aunque él dice “trabajo” aquí, allí nunca fue pagaron por esos “trabajos”): Los profesores que tenía en su escuela de música eran en mayor parte instructores que también tenían sus ocupaciones en el negocio de la música. Por lo tanto, él a menudo acompañaba a esos profesores allí donde fueran ellos, y cuando ayudaba a llevar sus instrumentos y equipamientos pesados, al mismo tiempo, aprendía valiosas cosas prestando mucha atención a los trabajos de sus profesores. Pero también durante esas experiencias, a menudo sufría comentarios despectivos de esos profesores. Frecuentemente era despreciado, “tú, músico de poca monta… No eres ni estudiante de una VERDADERA escuela de música… eres solo estudiante de un MERO colegio junior”. Hubo una temporada que le decían “una persona como tu NUNCA podrá ganar la medalla de oro en música”. Esta mortificante experiencia, piensa, sirvió como una poderosa fuente de energía que más tarde se haría vital en moldearle en el hombre que es hoy. Durante esos dos años cortos, estudió duro como nunca había hecho antes. Para poder hace carrera en música, estudió como si no hubiera mañana. Solo un pequeño porcentaje… meramente un puñado de la multitud de estudiantes que fueron a esa escuela de música, tuvieron éxito. Las probabilidades fueron duras contra él. Pero él quería… no, él TENIA que conseguirlo. Tenía más determinación que nunca, y fue esa fuerte voluntad de éxito que realmente le acompañó durante esos tiempo. Y pronto después, la temporada de conseguir trabajo apareció.

En el segundo año en el colegio junior, entre otoño e invierno, Mitsuda trabajó junto con cierto profesor en el departamento de sonido de una gran compañía de software de juegos de renombre. Inesperadamente, un día de enero, le pregunto su profesor, que si sus planes era de buscar trabajo. Solo pudo dar una vaga respuesta, y viendo esto, el profesor simplemente le dio una revista de juegos que tenia cerca, señalando una pagina en particular y dijo ,“¿por qué no lo intentas?”. Esto fue su destinado encuentro con SQUARE. Allí, frente a sus ojos, había un anuncio donde se buscaba un compositor de música para videojuegos. Al principio, Mitsuda no tenía intenciones de escribir música para juegos y dudaba un poco. Pero viendo que no tenía otros trabajos que cazar actualmente, decidió intentarlo y envió su currículo y tres pistas de demostración al principio de febrero (con una carta especial de recomendación de su profesor). Pasaron rápidamente dos semanas y no hubo respuesta. Llegándose a preocupar un poco, decidió telefonear a SQUARE. Pero como algo inesperado, la respuesta que obtuvo fue, “de acuerdo con Uematsu, parece que tres pistas no son lo suficiente para tomar una decisión, y por ello le gustaría que le mandara unas cuantas mas”… ¿¿¿??? Algo confuso por lo sucedido, rápidamente escribió tres pistas más y se las mando a principio de marzo. Esa vez, la respuesta llego a los dos días, invitándole a que viniera a una entrevista en su oficina en Akasaka (chico, ¡esto fue RAPIDO!). Aún algo confuso, fue a la entrevista, y allí, se sentó cara a cara con el mismo Señor Nobuo Uematsu, sin mencionar el programador de sonido, el Señor Minoru Akao (en ese tiempo, el equipo de sonido, constaba de cuatro personas: el Señor Kenji Itoh, Señor Hiroki Kikuta, y esos dos hombres). Pero durante el curso de la entrevista, aparentemente dio una serie de respuestas maleducadas: “¿Has jugado antes Final Fantasy?” “No, señor” “¿¡Qué!? ¿Tú no? Entonces ¿a cuál de nuestros juegos HAS jugado?” “He jugado a algunos de sus juegos viejos para PC… um… como *****” “¡UPS! Quieres decir que tú…” (respuesta incorrecta, aparentemente…) ¿planeas trabajar con nosotros hasta que te retires?” ”No, señor. Solo veo esto como un primer paso.” “…..” Después de la entrevista, lamentó profundamente algunas de las cosas que dijo. Incluso pensando que no estaba habituado a las entrevistas, esta fue REALMENTE mala. Pero hecho lo hecho, llegó abril, y pasó a ser oficialmente miembro de SQUARE. Fue en la primavera de 1992. Bueno, la vida esta llena de giros imprevistos. Y con esto, felizmente Mitsuda comenzó su largo viaje por el camino de compositor de música para videojuegos.

Bueno… no tanto. En realidad, las cosas no fueron por el camino que el quería. Aunque entró en la compañía como compositor, nunca le dieron la oportunidad de escribir pistas. En ese tiempo, SQUARE no tenia ningún trabajo en sound engineer, y antes de darse cuenta, le colocaron en esa posición (aunque su titulo no era aun el de “compositor”). Pero su primer trabajo fue con el uno y único Señor Koichi Sugiyama, para el juego, “Han-Juku Hero”. El Señor Sugiyama fue incorporado como compositor invitado, y Mitsuda trabajó principalmente como asistente en el diseño de sonidos (en otras palabras, arreglar y manipular las pistas escritas por el Señor Sugiyama para adecuarlas al soundboard de las consolas). Mitsuda realmente disfrutó este trabajo. ¡Imagínate, tener la oportunidad de trabajar con Koichi Sugiyama en tu primer trabajo asignado!… Pero después de esto, pronto se dio cuenta que fue condenado como sound enginer y sound designer. A veces, parecía como si le fueran a dar alguna oportunidad de escribir algunas pistas, pero su trabajo como enginner y sound designer se le iba haciendo pesado mas y mas. Nunca se terminaba… Y él a menudo veía que su oportunidad se iba volando. Se lo repetía muchas veces, y entonces finalmente, un día, se colmó el baso. Hizo una queja formal. Esta queja no fue a parar a un don-cualquiera, sino al mismo vicepresidente de SQUARE, el Señor Hironobu Sakaguchi: “No puedo PERMANECER trabajando en semejante lugar más tiempo. Si no me vais a dejar escribir alguna pista, me despido”. Este caluroso debate fue llevado en unos pocos días, y los resultados finalmente llegaron, un nuevo día llegó a Mitsuda… “Si deseas escribir pistas, por que no lo demuestras por ti mismo componiendo el próximo gran titulo.”. Este “gran titulo” se trataba de Chrono Trigger (marzo del 95). Sin duda, este era el critico trabajo que le haría nombre por todo el mundo, y (como el comenzaba en el booklet de Chrono Trigger OSV) la enorme presión que llegó junto con ello fue simplemente aplastante. Pero este sufrimiento, con toda la felicidad y toda la privacidad que le dieron, fue una vital experiencia que le formaría en el hombre que es hoy en día.

Muchos de vosotros sabéis el resto desde aquí. La colaboración con el Señor Nobuo Uematsu en el titulo Gun Hazard (febrero del 96), y más tarde en Radical Dreamers (febrero del 96), que fue el primer trabajo como director para el Señor Masato Kato. En ese trabajo, Mitsuda no solo compuso las pistas, sino también fue el director de la música, supervisando y trabajando en todo lo referente a la música. Después, fue con Tobal nº 1 (agosto del 96) donde fue totalmente el productor de sonido, reuniendo juntos los trabajos de diferentes compositores y compilándolos en un tema universal. También fue el primer juego de SQUARE para la plataforma de PlayStation. Después, tomó un corto periodo de descanso donde permaneció en silencio (se preparaba a si mismo para algo realmente ¡GRANDE!). Y entonces, en febrero de 1998, su gran esperado trabajo en solitario fue presentado, Xenogears. Su nuevo y perfeccionado sonido, junto con la ayuda de un juego realmente magnifico, dejo atónitos a los fans del juego de todo el mundo, y sus pistas aun queda fuertes en sus memorias. Y a través de todo esto, Mitsuda comenzó a pensar sobre muchas cosas, sobre su futuro, sobre sus nuevos sueños. SQUARE le ha proporcionado una riqueza de oportunidades y experiencia, pero aún quería experimentar mas estilos de música. Quería probar otros campos aparte de las música de juegos. Y así, esto marco el nuevo comienzo de un nuevo viaje, preparándose para otro larga lucha. En julio de 1998, Mitsuda se convirtió en un compositor independiente. Y si bien hace poco años desde entonces, incluso en estos pocos años, ha podido aventurarse en muchas nuevas cosas. Dejaremos los detalles específicos de ahora en adelante, pero ¡manteen los ojos bien abiertos y mira con cuidado! Porque en cualquier lugar, cerca de ti… seguro que verás su nombre, Yatsunori Mitsuda.

Escrito por los miembros del Staff de PROCYON STUDIO
Noviembre de 1999”

Texto traducido, adaptado y corregido por Lugo Ilmer.
Fecha de primera edición y traducción: 29 de agosto de 2002.

 

5 de noviembre de 2017

Mitsuda no suele ser muy prodigo salir hablando por video, así que siendo este el primero que yo recuerde y encima colaborando con la empresa que le vio nacer, me ha parecido buena idea incluirlo.

Related Post



コメントを残す

メールアドレスが公開されることはありません。 * が付いている欄は必須項目です