cerrar
Moviles

Un año con el LGQ60

Llevamos un año jugando con el LGQ60 que nuestro bien amado proveedor de servicios de internet de España tubo la feliz idea de ofértanos justamente eso, hace un año. Recuerdo cuando me llamaron para una promoción y me lo ofrecieron, tuve que mirar en internet mientras hablaba con ellos porque me chirriaba mazo un móvil LG, me decían que encima era nuevo lanzamiento y que estaba muy bien, y yo, menuda broza nos quieren colocar y tal. El caso es que, no sé ni cómo ni por qué, me dejé medio engañar y acepté, total no sé qué cuentas me hicieron en ese momento que hasta rebajaban en algo la mensualidad de la factura. 

El LG llegó como segundo móvil sin esperarlo, por aquellas fechas llevábamos recuerdo dos años largos con el Samsung J7, que la verdad estábamos bastante contentos con él hasta que sucedió lo de la maldita mancha violeta. Hasta entonces no había dado ni pizca de guerra, me ayudaba mucho en muchos aspectos del día a día y lo sigue haciendo en la actualidad, no nos había dejado nunca en la estacada salvo por esa vez que murió la SD y entró en hecatombe el móvil (de hecho, desde entonces he sido reacio a poner una sola SD a ningún móvil). 

Pero el J7 como máquina de juegos se iba quedando cada vez más corta, el almacenamiento de 16 Gbs para algo así permitía como mucho uno y gracias, y ese mucho y gracias era Fire Emblem Heroes. Cualquier intento de poner algo más dejaba al J7 con menos gigas que un sello de correos y eso traía un problema serio pues ponía en jaque a las aplicaciones que verdaderamente importaban. Actualmente le quedan 2Gbs de memoria y gracias a que al final claudiqué y le puse una SD donde pasar las fotos… 

Todo habría sido una especie de tortura con el J7 si no llega a ser por el “hermano inesperado”. En verdad es bonito el Q60, cada día me va gustando más. Al principio no creas me entró mucho por el ojo, pero eso empezó a cambiar cuando decidí darle más uso instalándole Another Eden internacional. Hasta entonces había estado jugando en Pc la versión japonesa, por varias razones entre ellas que el J7 no iba pudiendo con él. Another Eden era el juego que jugaba muy a ratos, que subía pantallazos al monstruo de entrada que es hoy en día, el juego con el que experimentábamos Remix y BlueStacks, y el Q60 lo convirtió en el RPG que no he parado de jugar desde entonces justamente hace hoy un año y algo. Y tanto es así el servicio que me está dando el Q60 con los juegos que en verdad hoy vengo a hablaros de juegos portátiles y no de móviles. 

No nos engañemos, el LGQ60 no es ni de lejos un portento de móvil, es un buena gama baja media que anda un poco escaso de procesador pero que lo compensa con una generosa pantalla 21:9 y 64 Gbs de almacenamiento, dos detalles que a mí me han venido como agua caída del cielo y con el que he podido tener una buena consola portátil. El LGQ60 es para mí una consola portátil que además me permite usar aplicaciones, ver multimedia, hacer fotos, gravar videos y poder llamar por teléfono. 

Si hay un juego capaz de poner en aprietos al móvil más pintón, es sin duda Gomaotsu.

La revolución portátil para mi vino de la mano de la PSP, si bien antes tuve la Game Boy ladrillo y también la Advance Sp, y después de entrar la PSP entró la Nintendo DS lite, puedo asegurar que para mí que el año uno de lo portátil comenzó con la llegada de la PSP. Contando todas ellas podría decirse que es la sexta, pero de darle caña a tope y darle mucho uso, el LGQ60 es la tercera, obviando claro está la Switch como también obvio nuestro último Symbian, el Nokia n8. 

Portátil es llevarlo a cualquier parte, sacar y jugar y en eso el Q60 está siendo rey indiscutible. Es finito, casi no estorba, aguanta dos días en reposo y bastante horas si le das caña jugando, es agradecido porque puedes cargarle en cualquier USB sin cargar a cuestas con un cargador, me permite dejarle en suspensión y seguir jugando en otro momento, e incluso hacer otra cosa y luego seguir jugando donde lo dejé. Tiene todo lo que se le puede pedir a una consola portátil. Encima crea esa sensación rara de no querer volver a una pantalla 16:9. No me extraña lo más mínimo que todas las compañías grandes estén abandonando el mercado de consolas portátiles. 

Another Eden luce realmente bonito en el Q60, es con diferencia el juego que mejor se adapta a la pantalla 21:9.

PSP fue una pasada, era anchita pero resulona, también fue mi primer reproductor portátil de MP3, podía intercambiar las memory stics con la cámara de fotos… fue en parte el culpable que dejara de lado mi preciado Mini Disc, el hecho de enchufarlo al PC y bien solo transferir bien usando un software dedicado, podía pasar MP3 y vídeos. era muy molón para alguien que siempre andaba con un móvil normalito, encima me permitía jugar juegos que me gustaban en cualquier parte. Y tenía WiFi, fue mi primer dispositivo portátil con WiFi y también con tienda online, pues anda que no bajaba demos de PSN de Japón. Realmente fue un estupendo dispositivo de ahí que sea el año uno para mí. 

PSP se estiró mucho y bueno, no era ya a lo último un uso continuado como a los inicios y no fue dejar PSP para ponerme con PSvita, pero casi. Recuerdo haberme pasado Valkyria Chronicles 3 en PSP tiempo antes de que nos decidiéramos por PSvita. 

PSvita fue como esa consola que esperas que continúe todo lo bueno de PSP pero que miras con recelo. En el blog habéis sido testigo de nuestras andanzas con ella así que no me explayaré mucho, pero si diré que al menos yo, no la he dado ni una miaja de uso que si le di a PSP. Realmente Sony hizo una consola muy buena, para nosotros la serie 2000 mucho mejor que la 1000 que es la que tenemos, pero pienso yo intentando ser bueno y no yéndome al lado del mosqueo, la sombra de los dispositivos Android e iOs era tan grande, que la ensombrecieron. Y eso mismo le pasó a Symbian. 

Esa sombra… también ensombreció a Symbian. Habéis sido testigos de nuestras andanzas con el N8 y con Symbian, hay varios temas al respecto que podéis visitar. Muchos de ellos estaban centrados en la incapacidad que tenía el Sistema Operativo para poder mostrar y escribir japonés, algo para nosotros fundamental. Si bien en otros aspectos estaba aguantando el tipo, en aplicaciones y store Symbian iba cada vez más para abajo y Andoid e iOS para arriba. Ya solamente con el soporte tan grande que tenía con el japonés a mí me ganó, alguien como yo mazo reticente con Android ahora no le pidas pasarse a ningún otro. Y lo asombroso es que esas herramientas han ido mejorando aún más que ahora puedes escanear kanjis… eso de verdad es todo un hito para cualquier estudiante del idioma que se precie, vale millones. Un móvil llega a hacer ese trabajo y posiblemente llegar a la funcionalidad de esas fabulosas traductoras japonesas Casio, que de comprarte una puede costarte el doble que un LGQ60… o quizás más. 

Ahora llegas, escaneas y listo, “antes” era así…

El LGQ60 es capaz de eso, pero para eso tengo al J7, como otras tareas del día a día que suelo hacer con él. Pero que sea capaz de hacerlo y poder estar ahí por si el J7 se le ocurre fallar, es todo un seguro de vida tecnológico. Al menos por ahora. De momento es nuestra consola de videojuegos portátil favorita, esa que para nada era deseada pero que entró de la forma más inesperada y que seguramente me va a dar si cabe aún más horas de juego. Actualmente tengo cinco juegos instalados, a la cabeza el peazo de bicho devorador de gigas que va siendo Another Eden, aún hay espacio para 4 más, y aún tiene espacio de sobra para más cosas sin que se le note que baje del rendimiento que viene ofreciendo, y todo por un precio no más de cien euros que nos va a costar. 

Únicamente echo en falta del J7 el software de Samsung de grabar lo que sucede en pantalla, pero lo suplimos de esta manera que no queda nada mal.

Estoy siendo muy cruel con otros dispositivos, mismamente con el Moto G de primera generación el cual aún funciona y que si se lo propone puede mover Monster Strike, otro que terminó acaparando el LG por motivos obvios. Pero es que es grande el bichejo y mira por donde siendo el primer año que llevamos con él, quería darle su hueco bien merecido en el blog, y que mejor que recordando otros tantos que hemos tenido y como ha ido evolucionando la cosa hasta el día de hoy. Me gusta mucho la Nintendo Ds, no puedo decir nada malo de ella como consola de juegos de echo disfruté mogollón jugando The World Ends With You y hasta lo usé durante mucho tiempo como diccionario de japonés, pero ahí se quedó la cosa. No tiene WiFI, ni multimedia si quiera, es normal que terminara bien recogidito en el cajón junto con el Mini Disc. 

No sé qué nos deparará el futuro, pero el presente es este y por el momento el LGQ60 es el rey indiscutible como consola portátil. Y que nos dure mucho tiempo ><b 

Espero os haya gustado la entrada, es la primera que escribo bajo el nuevo core y el nuevo aspecto de tako, espero podamos aprender mucho de las nuevas características, de momento le damos la bienvenida con esta segunda entrada que espero poder ir adornado estos días según pueda organizar el material gráfico, así que no os extrañe si de golpe y porrazo van saliendo vídeos imágenes y cosas así donde antes no había. 

Tags : ANDROID
lugoilmer

AUTOR lugoilmer

Puede que no siempre hagamos lo correcto, pero seguro que tampoco estamos totalmente equivocados.
Somos la significancia insignificante en un mundo que es más pequeño de lo que parece y más grande de lo que es.

Deja un Comentario